Skip to content

MOLÍ DEL SOL

El solar se sitúa en el Camino del Cementerio de Campanar, dentro del parque de Cabecera. En el barrio de Campanar. En el barrio de Campanar, Valencia.

El Molí del Sol es uno de los últimos artefactos hidráulicos construidos en la acequia de Rascanya. Su privilegiada ubicación en el área de Cabecera de Rascanya, y como primer artefacto asentado sobre el cajero principal, le proporcionaban un caudal de aguas de primer orden. En la actualidad, aunque hace muchos años se abandonó su uso como Molí, conserva prácticamente integra su estructura original.

Su situación en el extremo Norte del Parque coincidiendo con su azud, le otorga un carácter emblemático como final del recorrido peatonal desde la ciudad. De este modo el edificio correctamente situado es observable desde larga distancia. Del mismo modo desde el edificio se puede divisar una esplendida vista del Parque de reciente construcción.

Actualmente el conjunto del Molí se compone de un total de tres cuerpos y un área exterior relacionada con la acequia, de suministro y evacuación del agua que se utilizaba para accionar el mecanismo hidráulico.

El primero y principal de los cuerpos corresponde al casal o molino propiamente dicho, donde se situaba la sala de las muelas, el resto de estructuras relacionadas con la actividad molinera y las principales áreas de almacenamiento propias de esta producción.

El segundo cuerpo se adosa transversalmente al molino en su parte trasera, de manera que se completa la planta general del conjunto en forma de “L”. Se trata de una nave dividida en tres crujías, con dos niveles de plantas, pero con soluciones de cubierta distintas según sectores. Su función, además de la de complementar los espacios fundamentalmente de almacenamiento del molino, se aproxima a la de una casa o alquería típica de la huerta, donde se conjugaban los espacios de vivienda rural y de producción agropecuaria.

El tercero de los cuerpos es un anexo de anterior, formado por el edificio a dos aguas de una planta y un patio, que dotaba de espacios agropecuarios a la nave del lateral sureste.

Desde el primer momento la composición volumétrica del Molí del Sol en su emplazamiento tan funcional dada su naturaleza de molino ha sido un elemento a conservar.

Con el fin de recuperar su edificación y de poder desarrollar todo el programa solicitado se opta en primer lugar por no alterar su imagen exterior, rehabilitándolo, manteniendo sus esquemas estructurales y espaciales en el interior, realzando la relación de sus patios con el entorno.

En segundo lugar se proyecta otro volumen de nueva planta que sirva al edificio principal y que albergue el resto del programa que necesita el proyecto.

Este segundo volumen que al igual que el Molí consta de planta baja y planta baja+1 se entiende como una pieza exenta cuya conexión con la primera se realiza por una galería que discurre a lo largo del patio principal.

Las sutiles irregularidades del trazado tanto en planta como en alzado del Molí con su juego de cubiertas a dos aguas a diferentes alturas sirven de evocación para resolver el conjunto del programa.

  • Aulas polivalentes para uso del retén o para exposiciones del centro de interpretación.
  • Área administrativa tanto de atención al público como de dirección y uso externo.
  • Área de instalaciones generales (vestuarios, gimnasio, baños e instalaciones técnicas)

UBICACIÓN